50mm una focal perfecta

Existen ciertos objetivos que creo son “la focal perfecta” para muchos casos y que se usan mucho porque esaas focales son muy agradecidas para el ojo y para la fotografía en si además de por lo por lo que aportan al fotógrafo, ejemplo de esto son  probablemente la focal de 35mm o de 50mm del que hoy quiero hablar.

Fijaros que ahora que estamos cerca de Semana Santa (no queda nada) donde solemos viajar y hacer fotos por todos los lados, creo que usar una focal de este estilo en estos casos es sin duda alguna un acierto, porque es un “todo terreno”  suele tener una luminosidades fantásticas en muchos casos de hasta f:1,8 además de que desde el punto de vista de precio suelen ser objetivos además de buenos baratos.

Los efectos fotográficos que conseguirmos son excelentes (desenfoques enormes, calidad del color, nitidez,etc) .

 y en calidad de imagen ¿que me decis? Y es que al ser focales fijas los cristales y lentes que llevan son muy precisas.

Además de esto, no me quiero olvidar de algo muy muy importante para muchos de nosotros que ya vamos teniendo una cierta edad, y es el peso de tan solo unos 80-100 gramos frente a un zoom convencional que puede pesar sus buenos 650 gramos y por tanto llevarlo y quejarse menos de la Réflex es todo uno.

He hablado de la luminosidad como gran ventaja y efectivamente lo es y de verdad y encima si no nos queremos gastar mucho se puede comprar alguno con una luminosidad de f:1,8 que es más que suficiente para todas las situaciones, además de que tiene prestaciones muy muy similares a los más caros de f.1,4 fijaros que esta luminosidad es casi tres pasos mejor que la de un zoom normal a esa misma focal.

Voy a poneros un ejemplo simple para que veamos todos esa diferencia, para ello voy a comparar este f:1,8 con uno realmente interesante como es el Canon el EF 24-105mm MKII f: 4.

Este objetivo que ya sabéis tiene luminosidad fija a todas sus focales de valor es f: 4 si echamos cuentas son 2 + 1/3 pasos menos luminoso que el 50mm del que estamos hablando y encima 10 veces más barato. ¿que os parece? ¿a que está muy bien?. Y la calidad es realmente buena.

Fijaros que 2 +1/3 de pasos es algo así en la foto si las tomaséis con el mismo ISO y misma velocidad, manteniendo el mayor diafragma, en un caso (izquierda) F:1,8 y en la derecha f:4

 

Y en apertura física se nota también:

Esto no es poco, no lo subestiméis para nada, es más de 4 veces luminoso uno que otro y esto se nota en muchas cosas, la primera y más evidente, en que por ejemplo por la noche podréis trabajar a ISO 400 mientras que el otro tendrá que trabajar al menos a ISO 1600 para captar la misma luz y claro está no el mismo ruido en la imagen. Fijaros en el ejemplo:

Imagen a ISO 400 con f:1,8

comparadla con la imagen a ISO 1600 con el diafrgama máximo f:4

Están realizadas las fotos anteriores sin filtrado en la cámara para ver el ruido real y se ve que la segunda foto esta desde luego más degradada.

La segunda cosa es que podréis tener muy buenos desenfoques que con f:4 no se pueden tener en la misma focal.

Os adjunto dos fotos que están tomadas, más o menos a una misma distancia para así apreciar mejor la comparación y el desenfoque, ya que si están a diferentes distancias es hacer trampa, la primera está hecha con f: 1.8

Y la segunda ya con f: 4,0

El fondo como veis es muy suave a f:1,8 y ya se ve que está bastante desenfocado,  mientras que el retrato a f:4 se ve claramente el fondo.

Claro está que  se pueden tener si lo deseamos desenfoques extremos a f1.8 simplemente acercándonos un poco, como ejemplo os pongo seguidamente una foto de desnfoque extremo. Fijaros que “estrechez” de enfoque, ve claramente la zona. de unos pocos milímetros a lo ancho de la foto.

Eso si, al tener esa luminosidad tan enorme, el enfoque a f:1,8 debe ser muy muy preciso para enfocar detalles, fijaros en la foto anterior la pequeñísima profundidad de campo se ve, se palpa, si en este caso fallase el enfoque unos mm todo sería un fiasco ¿lo entendéis? seguro que si.

Podría salir cualquier cosa menos la tapa de Canon, luego por tanto debe estar muy bien ajustado el tándem cámara objetivo y llevarse muy bien entre ellos.

Por eso es fundamental que si vais a comprar objetivos tan luminosos y los vais a usar en estas zonas de desnfoque es muy importante que la cámara disponga de micro ajuste de foco y así poder enfocar de verdad donde se desea, si no probablemente no se conseguirá el óptimo que puede dar el objetivo.

Esta opción es una de las que la cámara debe tener, tenedlo presente. Aqui os muestro un ejemplo del ajuste a 200mm que ha requerido en este objetivo +6 de ajuste hacia atrás.

Pero claro además la calidad de la imagen es muy diferente debido a que realmente se usan pocas lentes para fabricarlo y esto hace que la distorsión que pueden introducir al ser pocas, ya sea cromática o geométrica es muy pequeña y se nota de verdad en una mayor nitidez aparente en las fotos que hacemos, mejores contornos, más limpieza en la imagen, mejores colores, etc.

Estos objetivos en una cámara APSC son perfectos para realizar retratos, porque la focal aparente que se tendrá es de unos 80 mm lo que hace que no haga falta acercarnos demasiado al modelo y obtener una distancia estupenda de disparo.

En cambio en una FF habrá que acercarse algo más y ahí quizás se obtienen retratos menos favorecedores, aún así hay gente que les gusta este tipo de imágenes, es cuestión de gustos desde luego.

Analizando estas palabras parece que quizás tener también en una cámara APSC además del 50mm un 35mm puede ser una buena idea, ya que tendremos la doble ventaja; el 35mm será equivalente a este 50mm en FF y por otro lado tendremos retratos excelentes con el 50mm y que ya en APSC es un 80mm.

Como los números están bien pero una imagen vale mas que muchos números, esta es la diferencia poniendo el objetivo en una cámara FF.

O en una APSC

Es una fórmula excelente llena de luminosidad para el que le guste la fotografía con objetivos estupendos, aunque haya que cambiarlos.

Además aprenderemos un poco más sin duda de composición digamos que sin querer, al no tener un zoom a mano con cualquiera de ellos tendremos que movernos, no demasiado no sufráis, quizás sólo unos pasos atrás o adelante podrán hacer que tengamos la composición que un zoom podría darnos pero sin las ventajas de estos tan luminosos y nítidos a rabiar nos proporcionan, ese movimiento de pasos aunque creáis que es una molestia, ayuda a buscar mejores encuadres que con el zoom pocas veces se buscan, por lo que veremos la fotografía desde otro punto de vista muy interesante y encima aprenderemos fotografía.

Otra ventaja que va a dar es su Bokeh y este término es algo difícil de explicar aunque todos lo habéis ya visto, porque se refiere a la calidad del desenfoque y no tanto al desenfoque en sí.

Esta calidad depende muy mucho del número de palas del diafragma que tenga el objetivo, cuanto más tenga suele ser más agradable ese desenfoque, es mejor ver esos circulillos de desenfoque redondos que mas geométricos debido a que se tengan pocas palas, pero aun así los objetivos de este estilo lo tienen suficientemente aceptable para intentar realizar desenfoques donde se aprecie ese Bokeh.

Claro está si nos gastamos más dinero es como todo, tendrás un objetivo de 50mm mejor y más luminoso que el que estamos hablando de f:1,8, pero realmente creedme que para nuestro trabajo de aficionado no hace falta.

Para generar ese Bokeh simplemente se abre el diafragma al máximo y ya está, cuidado que en otros diafragmas también aparece, pero mucho menos notable.

Aqui podéis ver el Bokeh de esta foto, es suave y redondo debido a que ya el objetivo usado tenia 8 palas.

Por cierto por último y para acabar quería comentaros algo que se dice mucho por ahí y es eso de que un 50mm tiene la visión que los ojos, pues no es verdad del todo.

Nuestros ojos ven en un ángulo muy amplio, basta con que extendáis los brazos en dirección contraria a vuestras orejas y casi veréis, si tenéis una buena vista y no está afectada por la tensión ocular, los dedos en un ángulo de lo menos 160 grados ¿a que si?

Esto con un 50mm no pasa, podéis mirar por él y comprobar que si hacéis lo de las brazos no saldrán en vuestra foto. ¿Qué ocurre entonces? Pues simplemente que la visión central de nuestros ojos es muy parecida a la que se ve por el objetivo de 50mm y por tanto las perspectivas son similares y nuestro cerebro lo interpreta así, pero de iguales nada de nada, nosotros vemos muuucho más.

En fin espero que estas reflexiones os inviten a comprar un objetivo de este estilo.

Por cierto si os gustan mis entradas ¿habeis visto los cursos que doy a través de Internet en Abril y Marzo?, podéis mirar aqui, seguro que alguno os gusta

CURSOS DE FOTOGRAFÍA

Si os gustan podéis poneros en contacto conmigo aqui, y os contaré 🙂 Animaros tengo plazas para el que empiezo en Marzo.

CONTACTO

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

Disculpame por poner un Captcha en la página para que rellenes, pero es para evitar el SPAN * Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.