El enfoque perfecto

¿Quién no ha estado alguna vez obsesionado con un enfoque perfecto en sus fotos? Yo creo que muchos de los que leéis estas líneas seguro que alguna vez habéis pensado en eso mirando algunas de vuestras fotos.

Esta entrada es algo más larga de lo que habitualmente suelo escribir, pero creo que merece la pena mostraros algunas ideas que os resultarán muy interesantes respecto de la obtención de fotos “más claritas” y permitirme esta palabra. ¡¡ah!!! tranquilos que no hay tecnicismos, está escrito para una comprensión total, o al menos eso espero.

Tengo que decir que el enfoque perfecto no es algo que realmente existaasí como lo entendemos nosotros, porque cuando enfoca realmente la cámara sólo enfoca a un plano, el resto del enfoque que vemos es algo que nos imaginamos nosotros porque el ojo no tiene una “resolución” tan alta para notar eso, y vemos una cierta parte enfocada más allá del plano que vemos hasta que ya nuestra vista empieza a darse cuenta del “engaño”.

Este “engaño” se puede modular dependiendo de la apertura del diafragma, de la distancia focal, y hasta de la distancia de enfoque. Existe una teoría compleja de círculos de confusión (círculos de Airy) que intentan explicar este pequeño engaño y hasta calculan cual es la profundidad de campo en que el ojo está “engañado” a partir de ellos…en fin todo una discusión muy curiosa.

Pero esto no es lo que quiero explicar hoy, porque como este efecto existe vamos aprovecharnos de él sin pensar en cómo se genera,por lo que aquí y hoy,veremos la forma de “incrementar” la mayor nitidez en las fotos tanto en el mismo punto de enfoque como en la profundidad de campo que tengamos debido a “ese engaño”, yasí poder obtener fotos más nítidas, que pueden haber producido por muchas razones como usar un objetivo con poca resolución, en una palabra para que me entendáis, os pongo una imagen para entendernos.

Si la imagen sale así

Obtener imágenes así:

¿Qué debemos hacer?

Está claro que lo primero que se debe hacer es enfocar bien, no empecemos mal y generemos nosotros mismos el problemahaciendo fotos desenfocadas. Eso sí, os diré una cosa, y es que no creáis que es fácil enfocar bien, es algo que se aprende como se aprende a caminar, poco a poco, existen tantas y tantas variables que nos pueden impedir enfocar bien que sería interminable contaros todas aquí en pocas líneas, pero si voy a describir algunas importantes para que así las conozcáis y no caigáis en errores.

Lo que a nosotros respecta

La mayoría de las fotos hoy en día que salen algo desenfocadas no es tal el problema,sino que en un porcentaje elevado es por una trepidación escondida, esto es, se nos ha movido la cámara, y fijaros que esto es lo que más afecta a los novatillos, disparan y ¡zas! La foto movida, esto os aseguro que es un problema que se da en un 90 por 100 de las veces que no llegamos a ver bien del todo la imagen en el monitor, aunque sea sólo un poquito.

Para evitar esto hay que disparar a velocidades correctas de exposición y si hay que subir el ISO para logarlo, se sube y punto, ¡qué más da! hoy en día las cámaras funcionan hasta ISOS impensables en la era analógica, sí, esa era la que no veíamos bien si enfocábamos bien o no, porque hacíamos fotos a 10×12 y ahí a ese tamaño se ve todo bien, actualmente se puede hacer una fotografía a ISO 6400 y obtener una imagen estupenda y sin trepidación, una foto trepidada va directamente a la basura, una foto con ruido se arregla fácilmente.

Foto trepidada (movida) debido a que se ha usado una velocidad de disparo muy baja.

No os voy a dar reglas para que no os salga una foto movida, ¿para qué si todo es muy relativo? Y además suelen ser poco efectivas además os lo podría demostrar de un estudio que leí de la Universidad Autónoma de Madrid, pero si os daré el mejor consejo que se puede dar respecto de esto, pensad en vuestro pulso y dado que disparar fotos sale gratis, probad cual es vuestra velocidad límite, da igual el ISO que tengáis o el diafragma o incluso que el estabilizador este puesto o no, porque esto se da en cualquier situación, probad y meteros en la cabeza (para no volver a fallar) hasta donde podéis bajar la velocidad de obturación sin que se note que la foto está trepidada, por ejemplo, yo puedo llegar hasta mas o menos 1/20-1/15 seg con mi pulso y lo podéis ver en esta prueba que os he hecho expresamente para la explicación.

Prueba realizada a 1/60 seg de velocidad de obturación.

Prueba a 1/30seg de velocidad de obturación, ya se empieza a notar mi pulso.

Prueba a 1/15seg de velocidad de obturación.

Es evidente que esto hay que hacerlo en plan estadística, porque no siempre sale igual, hay que tomar el caso peor haciendo varias pruebas repetidas.

Al hacer la prueba sabréis que no debéis bajar de esa velocidad a mano y por tanto no ensuciaréis la imagen con esa trepidación.

Imaginaros también realizar una misma foto un día lluvioso y otro día al mismo sitio con sol, bueno pues las fotos salen para el ojo más nítidas cuanto mejor contraste y mejor luz haya en la imagen aunque estén bien enfocadas las dos ¿Qué os parece? ¿No habéis pensado nunca que si veis la atmósfera limpia y nítida, la cámara la verá igual? Pues esto es verdad y debéis aprovecharos del tema, ya sea de noche con sus contrastes de luces nocturnas o de día.

Pero claro ¿Dónde enfocáis cuando tenéis algo plano y con colores? Esto pude ser cualquier fotografía aunque os ponga ahora “debajo” un ejemplo sencillo. Es una situación límite pero que nos da las bases del enfoque, por ejemplo en esta imagen, pensarlo antes de seguir leyendo ¿Dónde enfocáis, al rojo al verde, azul, morado….donde?

¿Ya lo habéis pensado? Seguro que habéis acertado, la respuesta es a ningún color y si a donde haya más contraste que son a los bordes entre colores, ya sean bordes verticales u horizontales. Si enfocáis a los colores planos, probablemente no logréis el foco, probadlo.

Por otro lado es necesario que usemos objetivos que nos den una buena nitidez porque tengan una buena resolución para que así el sensor se impresione mejor, de nada sirve tener un objetivo mediocre y querer tener imágenes “como el cristal”, una buena inversión en objetivos es clave para tener imágenes mejores, tanto o más que la propia cámara, creedme que merece mucho la pena.

Esta resolución del objetivo varía además con la apertura del diafragma llegando a tener para un cierto diafragma una resolución óptima el objetivo, es lo que llaman punto dulce del objetivo y suele estar, como ya os mostré en una entrada anterior, alrededor de dos pasos por encima de la máxima apertura.Es una buena idea disparar en ese diafragma, pero tampoco obsesionarse por ello.

La resolución la suelen medir los fabricantes viendo la capacidad que tiene un objetivo de “distinguir” una serie de pares de líneas negras y blancas alternas por milímetro, si os paráis a pensarlo, parece lógico poner líneas muy juntitas y ver si el objetivo “las ve separadas” o si las ve juntas o simplemente llega un momento que no las ve.

Un ejemplo es la imagen siguiente realizas con un zoom y objetivos de diferente calidad.

Lo que la técnica nos puede ayudar

También es cierto que la cámara debe enfocar bien, que fastidio es enfocar a un sitio y que la cámara enfoque a otro, ¿a que sí? esto lo he sufrido muchas veces y es desesperante, tanto que recuerdo una vez que estuve a punto de tirar una cámara por la ventana…después de ir a un bautizo y ver las fotos de la niña con esa falta de enfoque, por desgracia enfocaba por delante.

Pero todo tiene arreglo tranquilos, esto desde que se dieron cuenta los fabricantes que es un problema que ahora vemos (antes en las cámaras analógicas era difícil de ver) gracias a las resoluciones de las cámaras y los monitores gigantes que tenemos les “cazamos” de forma rápida, los fabricantes se han puesto las pilas y como saben que es difícil que la cosa marche (costaría muchísimo dinero una cámara o un objetivo perfectos), resulta que han añadido funciones a la cámara que ajustan las pequeñas desviaciones (que nos enfadan tanto), con el micro ajuste de foco.

Con él podemos compensar ese “poquito” de desenfoque erróneo que el conjunto cámara/objetivo puede tener. El ajuste es tan fácil, como enfocar un libro o un cuadro, vamos cualquier cosa y ajustar hasta que las letras o detalles los veamos perfectos, moviendo hacia adelante o hacia atrás el ajuste hasta dejar el enfoque correcto.

Por ejemplo el enfoque de este tapiz era así antes del ajuste de foco en la cámara.

Después del micro ajuste quedo así, mucho mejor ¿verdad?

El ajuste fue simplemente mover el foco que daba la cámara hacia atrás 6 unidades a partir de ahí se tiene ya un enfoque bueno del sistema electrónico, yo además aconsejaría comprar cámaras que esto lo permitan si no queréis disgustaros porque exigís el mejor enfoque.

Fijaros que merece la pena hacer esto sin duda.

Un buen Software  también ayuda mucho y no hay que desdeñarlo

Las imágenes digitales en general siempre necesitan un poquitín de enfoque ya que tienen en el sensor (hasta ahora) un filtro paso bajo que “ablanda” nuestro enfoque. Es algo que ahora con las nuevas resoluciones tan altas de las cámaras ya no hace falta, pero en general el 90 por 100 de las cámaras lo tienen y ese pequeño filtro degrada algo la nitidez por lo que se debe enfocar un poquito la imagen vía software (realmente es un amento de acutancia), pensad que buscamos la imagen más nítida.

Veréis que unas imágenes estarán mejor que otras y dependerán como ya he dicho de ajustes de foco, objetivos usados, no trepidación, etc., pero siempre un pelín de ajuste según Canon en una de sus notas informativas siempre es conveniente aplicar.

Os voy a comentar un proceso de ajuste muy sencillote que da muy buen resultado enfocando imágenes no generando apenas artefactos en zonas que suelen ser planas, como por ejemplo enel cielo, donde aparecen artefactos que degradan la imagen si hacéis un enfoque general con el filtro “Máscara de enfoque” que es el que se usa siempreya que este aumenta el ruido presente en la imagen.

El truco aquí es enfocar lo justo y al igual que os comentaba el tema de la trepidación que hay que probar, aquí ocurre lo mismo hay que probar para ver que nos gusta, ya que a cada uno nos gustará de una manera, por eso no doy reglas fijas porque no tienen sentido.

Os voy a comentar un proceso básico, ya que este proceso para hacerlo realmente bien hay que seguir algún paso más, esto lo veré en otra entrada, de momento realizare una fase sencilla que da buenos resultados, partiendo de que ya la imagen ha venido bien trabajada por todo lo comentado anteriormente. Usaremos Photoshop o cualquier programa similar que tenga esta opción como GIM.

Voy hacerlo con una fotografía de mi perrito

Primero

Se carga la imagen y se duplica la capa y la llamo fondo copia (control – J)

Segundo

Con la capa duplicada se desatura Menú->imagen->Ajustes->Desaturar

Tercero

Vamos al menú “Filtro – Otro – Paso alto “. y en el filtro ponemos un valor de unos de 10 píxeles. Este valor es el que debéis tantear, como os comentaba en el tema de la trepidación, para que no salgan halos ni colorines en la imagen, esto se ve bien al ajustar en la ventana del filtro, yo suelo buscar el contorno en sí, una vez hecho esto pulsamos OK.

Cuarto

En la “paleta de capas”, selecciona la opción “Superponer”.

El resultado se nota, esta es la foto sin enfocar:

y la enfocada.

Yo creo que si seguís estas ideas generales, seguro, seguro que váis a ir perfeccionando vuestra técnica para obtener imágenes más enfocadas.

6 comentarios

Ir al formulario de comentarios

  1. ¡Gracias por compartir tus conocimientos!
    Me ha sido de mucha utilidad este artículo. ¡Saludos!

    1. Gracias Lourdes

  2. Si efectivamente y hasta tengo una entrada en el blog de como se hace y es desenfocando la parte trasera frente al motivo principal, por supuesto siempre es mejor que ya en la foto lo hagas bien, pero si no has podido hacerlo bien, puedes desenfocar la parte trasera de forma muy sencilla. Búscalo en mi blog que por ahi debe estar todo explicado 🙂

  3. Muy interesante manera de enfocar toda la foto. Otra que aprendo de ti. Gracias.

    Ahora te pregunto cómo se solucionaría si no deseas enfocar toda la foto. Tengo una de flamencos que están en un plano medio y en otro tras ellos hay mucho pasto en una loma. Este método enfoca ambos y no queda bonito el pasto tan enfocado.

    Seguro conoces algún truco de enfoque por capas que solucione eso.

    Gracias por compartir tu pasión por la fotografía y conocimientos.

    Un saludo desde el otro lado del charco.

    Lito

  4. Muchas gracias por la cátedra, muy útil y muy bien explicado el proceso para enfocar.

  5. Buena explicación, muy útil.
    El sistema de enfoque que comentas es el de “separación de frecuencias”?
    Gracias y saludos.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

Disculpame por poner un Captcha en la página para que rellenes, pero es para evitar el SPAN * Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.