El flash y su funcionamiento

Hoy voy a dar un pequeño repasito al flash, porque hace mucho tiempo que no hablo de él.

Voy a intentar dejar algunas ideas claras en esta pequeña entrada que yo creo que algunas de ellas nos tienen liado y así podáis conocer mejor su funcionamiento y por tanto la forma de obtener lo mejor de él.

No voy hablar del manejo en sí, que ya lo he hecho en varias ocasiones, pero sí que voy hablar de los modos de funcionamiento,  porque es lo que parece que se conoce menos y además lo veo conceptualmente más apropiado, si se conoce el funcionamiento se le entiende mejor.

Y claro está, el manejo es algo relativamente complicado quizás  por eso, por no conocerle bien del todo.

Yo creo que si podemos comprender que funciona simplemente como una luz a la que podemos manejar su potencia, como hacemos con los controladores de luz que venden en los comercios

Simplemente con esto, ya tenemos mucho ganado y aunque os parezca trivial y algo peregrina esta idea, nos puede servir de base para comprender mejor todo este fregado.

El Flash al principio era una bombilla que daba una cierta luz, y nosotros con unas ecuaciones nos adaptábamos a ella para así poder iluminar nuestra profundidad de campo. Teníamos que conocer su número guía que era como algo así como “su potencia” lumínica.

A partir de ahí ¿qué hacíamos? pues era sencillo, eso si, si conocíamos la fórmula que controla este proceso que es:

Distancia al sujeto = Número de guía* Raíz cuadrada(ISO / 100)/ apertura de diafragma

Imaginad que tenemos un número guía de 40 ya de un flash potente, Usamos un ISO de 200 y un diafragma de f: 8, ¿qué distancia cubriría el flash donde la exposición sería correcta:

Pues aproximadamente : Distancia al sujeto = 40* 1,4/ 8

Distancia al sujeto = 7 metros.

Pero como veis esto es poco práctico y más bien un engorro, estar calculando, aunque no digo yo que en algún caso no sea lo bueno.

Por eso el flash evoluciono y se quedo en cuatro modos de funcionamiento principales:

  • Funcionamiento en modo TTL, la cámara lo hace todo.
  • Funcionamiento en modo Auto, el flash mide y decide.
  • Modo Manual, un buen modo si quieres “estrujar a la luz”
  • Y modo estroboscopio que permite disparar varios destellos de luz en un de tiempo dado (no voy a entrar en este modo ahora aunque es interesantísimo)
  • Flash fuera de la cámara una delicia, es lo que llaman strobist.

Vamos hablar de cada uno de ellos.

Modo TTL

Aunque parezca que es el mejor porque teóricamente no necesita ningún ajuste y se entiende con la cámara en todos sus parámetros, yo pocas veces lo uso sin retoque porque nos hará un montón de fotos subexpuestas  a pesar  de ser “automático”.

Esto es una queja muy normal entre los que empiezan a usar el flash, pensarlo  y veréis que pasa así.

En este modo al disparar, se emite un haz de luz que se corta de forma automática cuando se llega a una cierta cantidad de luz que la cámara espera recoger como “exposición correcta”, pero claro no muchas veces acierta, ¿no os imagináis por qué? pensadlo antes de seguir leyendo….. ¿ya? pues por lo de siempre que nos tiene marcados a los fotógrafos digitales donde las marcas han querido ser continuistas con el pasado, como sabéis  las cámaras están calibradas, para medir un gris neutro y por tanto va a dejar la exposición corta en un tanto por ciento elevado de veces, máxime en entornos donde hay mucho contraste.

El proceso “TTL” lo he intentado representar en la figura siguiente y con dos tipos de exposición donde en una la cantidad de luz es más grande que en la otra, porque el flash en modo TTL decide una cosa u otra dependiendo de la situación que él “ve”

Cuando este modo de funcionamiento subexpone, la solución es poner al flash un diafragma más de luz para compensar, lo hacen todos, y si hacemos esto dejará la foto entonces correcta, vamos un rollazo.

Un ejemplo práctico nos puede ayudar a ver mejor esta situación que he comentado, la primera foto es una foto realizada en modo TTL sin ninguna compensación, según la cámara y el flash disponen porque a ellos les da la gana y sabiendo que la pared es blanca….¡¡cuidado!!!

Y la segunda es compensando en el flash la medida que han realizado el conjunto cámara- flash

Se puede ver que la segunda es una foto ya más correctamente expuesta (aunque le falta un poco), y como se ve no es una foto especial, es una foto cualquiera sin ningún truco escondido, lo que pasa es que en general en este modo como ya he comentado el flash suele subexponer cuando hay ciertas condiciones en la foto..

Si queréis probar lo que digo realizar una foto con flash en modo TTL a algo que tenga un solo tono o dos o tres como mucho y veréis como siempre subexpone, es lógico.

Esto no quiere decir en absoluto que sea un modo malo, ni mucho menos, sino que hay que entenderlo para corregir sus fallos y usarlo bien, por ejemplo en zonas donde no hay muchos contrastes va bien, y por tanto una vez corregido puede funcionar bastante bien, aunque a mí no sea el que más me gusta.

Modo ETTL II

Hay avances mayores que se basan en el modo TTL  cuando tiene en cuenta la focal, mediciones de zonas, etc. Canon creador de esta forma de disparo del Flash, utiliza la medición de múltiples zonas de la luz  ya que las nuevas cámaras son capaces de hacer esto y luego lanza un pre-disparo del flash con todo esto tiene los datos para que el disparo sea correcto o al menos lo intenta porque también se “cuela” muchas veces.

Ese pre-disparo es a la vez que el disparo final unos microsegundos antes, no lo vemos pero hace su función.

Es mejor desde luego que el modo TTL, y además todas las Canon lo llevan, por lo que ahí está para aprovecharlo, pero ya os digo yo que deja que desear aunque mucho menos que el modo TTL.

Modo automático

El modo Automático, es algo diferente al modo TTL  aunque suene a “automático” y por su puesto es algo ya antiguo además no todos los flash tienen esta posibilidad.

En este caso es el flash el que toma la iniciativa, él mide y decide sin contar con la cámara la luz necesaria en la toma para cortar el haz cuando detecta un tono gris medio, esto quiere decir que  la luz  se va sumando con el tiempo en la célula que tiene el flash hasta que llega al valor del gris medio, algo así:

Dispara la luz y ve esto el flash

Sigue dando luz y claro va captando más.

Hasta que ve el gris “ese bueno” y ya dice que la exposición ha sido correcta y corta la luz.

Pensad que la luz es acumulativa en el sensor de la cámara, en esto nos basamos.

Se aprovecha para esta medida, de una fotocélula que el flash lleva incluida como ya os he adelantado antes.

Es una posibilidad interesante  y aunque peca de lo mismo que el modo anterior no es exactamente lo mismo, por cierto, se le puede engañar ajustando la exposición diciéndole que el entorno es algo diferente ajustando la compensación del flash y punto.

En este modo de funcionamiento hay que ajustar en el flash algunas cosas como: la sensibilidad ISO que se está usando la cámara  y el diafragma que se ha puesto también en la cámara.

Después de ajustar esto en el flash se puede ver la máxima distancia que alcanza y por lo tanto el flash funcionará en este modo desde unos cm hasta esa máxima distancia que al final define el ISO y el diafragma.

Aun así este modo está muy indicado para los que empezáis en fotografía nocturna, porque podéis ajustar vosotros mismos la respuesta del flash de forma muy sencilla en un par de fotos.

Modo manual

Veamos ahora el modo manual que realmente es el que a mí personalmente me gusta más, porque es el que mejores resultados nos va a proporcionar, eso sí, hay que tener un poquito más de experiencia, pero al final es el que nos va a dar una calidad total, a mi me costo bastante “cazarlo” pero ya lo medio domino.

Aquí nosotros decidimos todo, la luz que hay que dar con el flash como si de una bombilla se tratase, (lo que os contaba al principio) imaginad esa situación: una habitación y una bombilla que se regula la potencia de luz que puede dar, si ajustamos ese control, podemos tener en nuestra habitación la luz más cómoda para nosotros y luego una vez ajustada, no tenemos que estar tocando más la bombilla.

Es una idea genial ¿no os parece? Esta idea es fundamental para entender el flash en modo manual.

Para trabajar bien en este modo se toma el flash y se le conecta en modo manual claro está, ahora en esta época digital, no hace falta hacer esos cálculos que os comentaba al principio , esto era cuando teníamos un carrete y no se podían ver resultados al instante, en estos momentos basta con hacer una foto de prueba empezando con poca potencia de flash (luego no harán falta más pruebas) y mirar que pasa, si sale oscura le pongo el doble de luz y ya está, si no sale la siguiente bien, habrá que seguir ajustando hasta acertar, una vez que ya hemos acertado, (cuando se tiene experiencia vale una sola foto), todas las fotos posteriores que haya en esa zona salen perfectas.

La imagen siguiente muestra como subo la potencia del flash desde la mínima 1/64 a un paso mas alto 1/32 y otro mas alto 1/16

La ventaja de este sistema (y es muy importante) es que siempre se tendrá la misma potencia de luz, sea como sea el objeto a fotografiar, esto es que haya negros, que haya blancos (acordaros de lo dicho antes), brillante, no brillante, gris, rojo, da igual la foto saldrá bien, lo único que debemos controlar es que si varía nuestra distancia respecto al objeto tendremos que variar el diafragma, abriéndolo o cerrándolo un poco, cosa que es muy sencillo.

Aunque es el sistema más básico de medición de luz de flash, no debemos menospreciarlo ya que muchísimos profesionales lo utilizan y es el modo preferido cuando hacemos strobist, esto es cuando usamos el flash fuera de la cámara.

Visto esto se pueden conseguir flash manuales a muy bajo precio pudiendo obtener, si se ha comprendido bien lo que he dicho, fotos muy buenas sin un desembolso enorme, que por otro lado os dará más prestaciones esos mas carosd, pero la básica con un flash sencillo como veis se puede obtener.

Antes de acabar tengo que decir algo y es que os habréis percatado de que no he hablado de la velocidad de obturación en ningún caso ¿verdad?, pensad el por qué.

Si diré como pista que con el flash se puede trabajar a velocidad de sincronización pura o a cualquier otra y claro está el efecto en la imagen es muy muy diferente. Y no digamos nada si lo sacamos fuera de la cámara…

En fin tenemos miles de posibilidades de las que os iré hablando.

 ¿Habéis visto mis apuntes de fotografía? seguro que os gustarán pasaros por aqui:

http://solofotography.es/mis-apuntes-pdf/

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

Disculpame por poner un Captcha en la página para que rellenes, pero es para evitar el SPAN * Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.