Una cámara mejor o un buen objetivo mejor, que dilema

Muchas veces cuando vamos a ampliar nuestro equipo, nos planteamos  el siguiente dilema: ¿que será mejor comprar un nuevo cuerpo de cámara o manteniendo este comprarme un nuevo objetivo?

Esa duda es más antigua que la propia fotografía en sí, pero no por eso no es algo que los que empiezan o lleven un cierto tiempo no se planteen, ya que creo que el que lleva muchos más años metido en la fotografía tiene claro que necesita de verdad.

¿Por qué ocurre esto? Pues porque los tiempos avanzan y llega un momento que ante la inmensa oferta de cámaras cada vez mejores y objetivos también mejores, junto que empezamos a ver que a nuestras fotos les falta “algo”, nos planteamos la pregunta de que si cambiásemos algún elemento que ganaríamos, ¿podríamos mejorar nuestras imágenes con un cambio?Aquí en esta entrada os quiero dar mi opinión, y quiero que la toméis sólo como eso, esto es, como veo yo este tema porque seguro que otras personas lo ven diferente y pueden tener las mismas razones que yo para decir lo contrario, pero aun así me quiero atrever a “mojarme” un poco en este tema.

¿Por qué podemos necesitar cambiar de cámara?

Es muy frecuente, más de lo que podáis creer que cuando buscamos cambiar lo primero que nos fijamos es cambiar la cámara, olvidando los objetivos, ¿Por qué será? Mas botones, más resolución, más enfoque.

Pero realmente yo creo que muchos de los que se lo plantean no saben de verdad si quieren cambiarla.

Las cámaras pueden tener ciertas limitaciones que nos pueden impedir trabajar mejor, eso es completamente cierto, mejor enfoque más ráfaga, más resolución para poder hacer mejores recortes, mejor ISO con menos ruido, si eso es lo que pasa, o algo parecido estoy de acuerdo en que puede ser necesario comprarse una cámara.

Pero si pensamos en…..la imagen…..y que se desea tener con más calidad, más nítida, con menos aberraciones ¿no será mejor comprar un objetivo?

Plantearse esta pregunta también depende de que trabajo o hobby fotográfico vamos a desarrollar, si necesitamos ampliaciones enormes, la cámara es fundamental porque un sensor de 20 Mpx puede ampliar fotos enormes, pero si queremos mejores colores y nitidez el objetivo es el foco que hay que tener en mente.

Como vemos llegamos a un callejón sin salida, porque imagino que deseamos todo a la vez, pero ese es el error desde mi punto de vista, tenemos que saber que nos interesa más, porque siempre por mi experiencia nos interesa una cosa más que otra, lo que pasa es que hay que buscarla en nuestra dentro de nosotros.

Pero sigamos con la discusión y me pondré de forma “interesada” bajo la piel de uno de vosotros que desea cambiar, y claro me voy al mercado de “la fotografía” a echar un vistazo a ver que hay.

Lo primero que veo es que actualmente las cámaras de hoy en día tienen resoluciones muy altas de 20 Mpx como poco, y un nivel de tecnología altísimo,  son capaces de tener ráfagas elevadas y con tantos puntos de enfoque que ya me pierdo, en definitiva en general son bastante buenas y tener una buena cámara puede hacer que podamos realizar mejores ampliaciones  como por ejemplo esta:

Y no ésta que se ha llevado al mismo tamaño que la anterior para así poder comparar la ampliación.

Las cámara nos llaman siempre la atención y hay que decirlo, porque además entran más por los ojos que un objetivo, por lo que nos decidimos y comprarnos una que como poco se va a costar 800€ vaya….¿qué hago? Mi presupuesto se me queda escaso, como siempre estoy con poco dinero me compro un KIT donde viene la cámara y el objetivo básico que siempre sale todo en conjunto más barato.

No os olvidéis que en este triángulo “amoroso” esta el Euro dichoso, que nos trae por la calle de la amargura siempre como un peso en nuestras espaldas.

¿Qué tenemos pues?, pues una cámara bastante interesante pero un objetivo muy básico, es como si os compraseis un amplificador de sonido maravilloso pero le enchufáis un altavoz de PC de esos “escasos”

En la cámara pasa igual que en el ejemplo del sonido, la luz que es nuestro bien más preciado al pasar por un objetivo básico ésta se distorsiona y no llega perfectamente a la cámara que hemos comprado, y el sensor ve lo que ve, que no quiere decir que sea malo, ni mucho menos simplemente que llega lo que llega.

El otro caso es el contrario, me decido ahora por comprarme un objetivo donde nada es de plasticucho y es por tanto más rígido metálico y permite que los ajustes que se le dieron en fabrica de calidad duren muchos, muchos años, además de que la luz la procesa de forma correcta, la nitidez es muy alta y los colores que llegan al sensor y luminosidad son perfectas o casi, tampoco voy hablar de objetivos de miles Euros, si no de los que merecen la pena, eso hará que podamos ver fotos así:

o  de esta otra manera realizada con un objetivo muy bueno

Vamos a la conclusión.

Visto esto, me vuelvo a replantear la pregunta de nuevo pero ya dando una respuesta clara, ¿qué pensabais que me iba a escapar?…. no….hombre…no.

Volvemos a la situación inicial, tenemos una cámara que seguro no tiene más de tres-cuatro años y que seguro está a la altura de las nuevas cámaras de hoy en día en lo básico aunque las nuevas puedan tener más “facilidades”, pero no muchas más para lo que seguro hacéis, (pensadlo bien) imagino que serán cámaras de al menos 10-15 Mpx centradas en la tecnología anterior a la actual, pero igualmente buenas, donde el sensor podrá recoger si le llega bien la imagen fotos estupendas, quizás el ISO será algo más ruidoso, (un paso) pero eso se arregla con más exposición como os he contado ya muchas veces. Luego ¿para qué cambiar de momento la cámara?, el cambio de cámara creo que debe hacerse al menos en dos saltos o tres de tecnología, no antes, para notar de verdad algo.

Pero si a esa cámara que tenéis, le cambiáis el objetivo la luz que entra, “entrará” mejor y daréis un paso adelante en calidad muy notable y mayor que si hacéis un cambio de cámara por mucho mejor ISO que tenga. Es como si cambiáis a un PC de hace años el disco duro por un disco de estos electrónicos SD la mejora es tan tan grande que parece un super PC rápido como un rayo, con el nuevo objetivo notaréis ese gran salto en calidad de imagen, seguiréis teniendo vuestra cámara, pero las fotografías darán más de un paso adelante enorme.

Yo os puedo decir que siempre que he cambiado de objetivo ha sido pasar de fotos normales a fotos mucho mejor en nitidez y calidad que las anteriores, es como abrir una ventana y ver a través de ella, evidente después se puede cambiar de cámara pero la nueva volverá a tener una calidad óptica excelente mejorada quizás por un mejor sensor, y es que las ópticas es muy difícil que mejoren espectacularmente en pocos años y por tanto disfrutaréis muchos años de buenas imágenes.

Como decía al principio es mi forma de ver este tema y entiendo que haya gente que piense lo contrario, pero si me baso en mi experiencia y en la de fotógrafos amigos que han seguido a mi lado, es curioso ver que todos convergemos después de los años en lo mismo, yo aquí simplemente os adelanto esos años de experiencia….

Os dejo aqui durante unos dias un pdf de la entrada para mejor lectura, os lo podéis bajar simplemente pinchando en la imagen

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

Disculpame por poner un Captcha en la página para que rellenes, pero es para evitar el SPAN * Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.