Nos vamos de viaje con la cámara

Después de muchos meses encerrados nos vamos de viaje con la cámara y ¡como no! hacer muchas muchas fotos. 

Hemos pasado meses deseado y planificado en este encierro, pero claro no sabemos que llevarnos, que no llevarnos, nos preguntaremos ¿este objetivo será adecuado? ¿me llevo todos?… ¿Nos va a pesar mucho el equipo?, ¿donde lo llevo? en fin dudas y más dudas.


 
Y no es que os vaya aclarar mucho en esta entrada sobre este tema, pero si os diré lo que yo me llevaría, de forma que así podáis tener alguna referencia que evidentemente no tiene por qué ser lo mejor.

Lo primero que creo que tenemos que pensar es cómo será el viaje, si va a ser corto, largo, con muchas horas de carga de la cámara o no, etc. Os diré por experiencia que esto es la base de todo, no es lo mismo que vayáis con la mochila a cuestas recorriendo ciudades o montañas sin quitársela de encima, a que vayáis en un viaje organizado donde realmente el peso de la cámara acumulado es mínimo, ya que os llevan a todos los sitios y no se va a cargar mucho tiempo el equipo, o que vayáis a una playa donde haréis fotos familiares y nada más.

  • Qué tipo de fotografía se va a hacer en ese viaje, si van a ser monumentos, paisajes o foto familiar.
  • Hay que pensar también cuánto va a durar el viaje; si dura mucho es mejor reducir peso y, por tanto, objetivos que pueden ser inútiles.

Así que asumiendo que no queremos peso, como minimo podríamos llevar:

a) En ciudades creo que con un buen objetivo que cubra desde unos 24mm a 70mm podría ser adecuado, seguro que lo utilizaréis el 80% de las veces y quizás un zoom para detalles arquitectónicos, robados, etc. un 20% de las veces.
b) Si vais al campo además podéis llevaros algún angular en un 40% de las veces  y añadirlo al 24mm-70mm, para el resto
c) Si vais a fotografiar animales, claramente un zoom más largo, quizás hasta con un duplicador  que seguro usaréis un 80% de las veces y un objetivo medio como el 24-70mm para el 20% de las veces de fotos generales, amigos, etc.

d)  Y si vais a la playa, no tengo duda, creo que una compacta buena puede ser la gran solución, una como esta la Canon G5X MKII o la Sony RX 100

¿por qué? pues sobre todo porque éstas cámaras tienen un visor que nos aisla de la luz solar y evita el mirar para hacer la foto a la pantalla que con tanta luz hace que no veamos bien, además porque tienen un sensor de 1″ que os dará una calidad excelente y un zoom buenísimo de 24mm – 120mm que cubrirá todas vuestras necesidades ¡¡¡ahhh!!! y cabe en cualquier sitio.

Me podéis preguntar también ¿y por qué no incluyes alguno fijo de calidad? y mi contestación esta vez simplemente es por comodidad 

Respecto de la memoria de la cámara siempre digo lo siguiente: llevar dos o tres mejor que una “grande”, esto es importante porque si se estropea una grande siempre vais a perder todo, en cambio con dos o tres podéis de esta manera perder menos fotos. La ventaja de cámaras como la 5D MKIV es que permite el uso de dos memorias.

Pero esto si no lo tenéis en vuestra cámara no pasa absolutamente nada, lleváis dos o tres memorias siempre de menos capacidad y ya está y si podéis ir mezclándolas en las tomas mejor que mejor, os aseguro que estadísticamente esto siempre es mucho mejor.

Vamos con las baterías, El cargador de baterías no hay que olvidarlo junto con llevarse además dos baterías, no sería la primera vez que en el Coliseo alguien se queda sin batería y no puede hacer una foto o también puede ocurrir que vayamos al Hotel a recargarla y el cargador se quedó en nuestra casa, mucho cuidado con estas cosas.

Las baterías deben ser muy buenas, no debe ahorrarse ni un euro en ellas, una buena batería va a dar estabilidad a la cámara y funcionamiento seguro. Aunque parezca mentira, la mayoría de los fallos en los viajes vienen por fallo del cargador o de las baterías, no compréis baterías chinas, vuestra cámara merece buena potencia y buena estabilidad de carga y descarga.

Sivais a estar por el campo, ¿os habéis planteado llevar cargadores solares? Los hay estupendos para las baterías de cámaras que funcionan a 7,2 v y se pueden llevar colgados en la mochila, no pesan nada y tienen rendimientos excelentes. 

Yo tengo uno como el que os muestro para mi Canon  y después de un día de carga me puede cargar la batería de la cámara estupendamente y no me costó mucho.

Es una opción más que os propongo, y que por poco dinero se puede comprar y os soluciona un problema no sencillo de resolver si estáis por el campo.

Finalmente siempre recomiendo echar en la bolsa un protector para la cámara, porque puede llover, o puede que exista mucho polvo en el ambiente; por ejemplo, en una playa o desierto, para eso en el mercado hay muchos tipos de protectores que se pueden comprar por muy poco dinero, además es un dinero muy bien invertido, porque evita que entre polvo dentro de la cámara, humedad, etc.

Realmente estos protectores son fundas de plástico, que cualquiera se puede hacer a partir de bolsas de las de congelar alimentos y una goma para ajustarla al parasol.

Si no vais en coche y vais en Avión, autobus, tren, etc hasta allí, llevad siempre la bolsa con vosotros, la bolsa sirve además para más cosas.

En fin que ya veis realmente si nos organizamos un poquito, podemos llevar todo bien y optimizado para  su transporte y su uso.

Si te gustan mis entradas ¿has visto mis libros? puedes comprarlos por muy muy poco, sólo 8 Euros, echadles un vistazo y os gustarán aqui:

Mira la oferta de mis libros

1 comentario

    • Carlos el 27 junio, 2021 a las 8:07 PM
    • Responder

    Hola.
    Interesante articulo y más aun lo del cargador solar. ¿Puedes indicar el modelo? Gracias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Disculpame por poner un Captcha en la página para que rellenes, pero es para evitar el SPAN *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.