Un poco de fotografía básica: el diafragma

La fotografia y todos sus recovecos me apasiona, el que me siga seguro que ya lo sabe de sobra, es algo que me hace desconectar de mis cosas y meterme en un mundo que realmente me llena por completo. Cuando no sabia de estos temas, me iba haciendo pequeños apuntes en una libreta de esas azules que vendian en las papelerias de muelles ¿os acordáis? e iba escribiendo en ella lo que iba descubriendo, como funcionaba esto, como funcionaba lo otro, por supuesto habia escrita cada metedura de pata enorme, pero eso me enseñaba más y hacia que fuese avanzando mi conocimiento y además mi interes por las imágenes impresas y todo lo que ello conlleva.

Recuerdo de forma muy especial, cuando descubrí como funcionaba el diafragma, simplemente me sorprendio ¿como era posible que si se cerraba se viesen las cosas mas claritas? (esto lo tengo apuntado un dia hare una foto de esa hoja y os la enseñare) ¡que cosas! fue con pocos años la verdad, creo que no tenia mas de 17 pero fue apasionante el descubrimiento y el saber como funcionaban ciertos artilujios, y no digamos cuando descrubí que por cerrar el diafragma las aberraciones cromáticas disminuian…..buffffffff

Claro con 17 años lo único que piensas es en cosas raras, estas en pura efervescencia de la adolescencia y no admites ninguna crítica ni ayuda, y aqui os aseguro que yo iba a mi aire con mi cámara al cuello y sin prestar mucha atención a quien me queria enseñar, eso si, me lo pase estupendamente con mi juguete, haciendo fotos y hasta revelandolas en el baño de mi casa con la ampliadora de mi padre…que tiempos y como ha pasado el tiempo….

Se que esto es algo que es dificil compartir con mucha gente y  menos trasladar este sentimiento con “letras”, porque cuando se trata de sentimientos es dificil que las palabras los puedan representar, pero bueno os lo cuento porque hoy lo siento así y los Reyes tan cercanos  y el PC me da por acordarme de mi juventud.

Entiendo que muchos de vosotros la fotografia la sintais como simplemente una forma de representar imagenes y ya esta, y lo entiendo perfectamente, estaria bueno que no lo entendiese, nadie tiene porque meterse de lleno en todo simplemente por usarlo, fijaros si tuviesemos que saber como funcionan las piezas del coche para conducirlo, pero también se debe entender que haya Frikis como yo, aunque realmente no soy Friki, eso me lo digo yo para intentar justificarm, bueno…. y si lo soy ¡que pasa! …… me gusta “La guerra de las galaxias”, “Star Treck”…y todo eso 🙂

No voy a seguir aburriéndoos y vamos a la entras que va dedicada al que quiera compartir esa ilusión de ver como son las cosas y empiezo por este pequeño dispositivo que es el diafragma y además describiendolo en plan charla para que todos al menos leyendolo pasemos un rato entretenidos, esa es la esperanza e ilusión que pongo aquí y en mis libros cuando los escribo para todos vosotros los amantes de la fotografía.

Hoy voy a profundizar un poco en este tema tan interesante y su relación con la foto que se obtiene de la cámara, aprenderemos, los que menos estáis metidos en esto, la función fundamental de un simple agujerito que se abre y se cierra en la cámara pero que es fundamental para su correcto funcionamiento y por tanto para las fotos que vamos a obtener.

Cuando se va a fotografiar es necesario que la luz llegue al sensor en una cantidad justa y no en cualquier cantidad para que la foto se realice de forma correcta, pensemos en nosotros mismos en la playa con tanta luz como suele haber, ¿Qué hacemos? entornamos los ojos o nos ponemos gafas para poder ver bien y que el ojo trabaje en un margen en el que podamos distinguir bien las cosas, pues esto es lo mismo que le pasa al sensor.

El sensor de la cámara necesita una cantidad justa de luz para poder hacer bien su función y el diafragma y el obturador son los componentes principales de este efecto, de hecho tiene una respuesta lineal en una cierta zona de luz incidente que se degrada al superarla o decrementarla, esto lo represento seguidamente mediante una curva que llamo  “respuesta del sensor” y en ella se puede ver una zona lineal (que os he señalado) y otra que como entre mucha luz o entre poca ya no responde linealmente y se satura o se corta, (las zonas curvadas) de ahí que hay que mantener la luminosidad en esa zona lineal con entre otras cosas el diafragma.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Hoy veré el diafragma y sus relaciones con algunos parámetros de la fotografía.

La apertura del diafragma se mide en números f: de acuerdo a esta escala principal:

f/1 – f/1.4 – f/2 – f/2.8 – f/4 – f/5.6 – f/8 – f/11 – f/16 – f/22 – f/32 – f/45 – f/64 – f/90

Y se denomina normalmente paso a la diferencia entre uno y otro, y os aseguro que esto es un “inventazo” enorme, porque si no fuera por este invento de los números “f” estaríamos perdidos en la toma y os voy a explicar porque y seguro que lo vais a entender.

La relación que existe entre los números f es tal, que por cada paso la intensidad de luz en el sensor se duplica o se divide por dos; por ejemplo, si se tiene puesto un diafragma 2,8 significa que se tiene la mitad de luz en el sensor que si estuviese puesto en la cámara un diafragma 2 y al revés.

Claro que más de uno pensará por qué esa escala tan “rara”, y realmente es cierto es un poco extraña para lo que se suele entender por “normal”, pero se hace de esta forma porque así se tiene la misma luz en el sensor con el mismo número f se use el objetivo que se use.

Para entender mejor esta idea, piénsese que estuviésemos dos amigos haciendo la misma foto con la misma cámara pero con dos objetivos diferentes que no siguiesen esta regla, por ejemplo, un 60mm y un 120mm, si esta escala no estuviese hecha así al ajustar un diafragma igual en los dos objetivos (mismo agujero), en la cámara con el objetivo de 60mm tendríamos más luz sobre el sensor que en la que tiene colocado el de 120mm, porque el objetivo de 60mm su centro óptico está más cerca del sensor que el de 120mm (que está más lejos )y por tanto proyecta más intensidad de luz. Esto sería un lio a la hora de medir la luz, cada vez que se cambiase de objetivo ¿verdad?

Esto se ve muy bien pensando en que el diafragma sea una linterna iluminando a una pared, si la linterna se aleja de la pared, para que la luz sea la misma que en el caso previo donde está la linterna a 60mm, la linterna tendrá que ser más potente (la luz se atenúa no lo olvidemos) y esto es lo mismo que pasa con el diafragma se abre más para tener la misma intensidad de luz en el sensor a un mismo f. Cuando está más lejos (más focal)

La estandarización creo entonces este número f como el cociente entre la distancia focal del objetivo y el diámetro de la abertura efectiva.

De esta manera usando el objetivo que se use, cuando se ponga un número f en uno u otro, la luz que va a entrar en el sensor es la misma porque el diámetro de entrada de luz se ajustará automáticamente a la focal del objetivo.

Por ejemplo, si se tiene f: 3, con un objetivo de 60mm, la abertura del diafragma será de 20mm

Si ahora se cambia de objetivo y se pasa a uno de 120mm y f sigue siendo 3 el diafragma ahora tendrá que ser de 40mm de manera que se garantice que la luz sea la misma en el sensor sea el objetivo de la focal que sea.

Una última cosa que quiero decir es que las cámaras permiten también pasos del número f de valor 1/3  además de valor 1 como ya he comentado antes, esto significa simplemente que si dos luces difieren en un tercio de paso es porque la mayor es un 26% (aproximadamente) mas luminosa que la menor. Con esto se afina mucho más la medida de la luz. La escala entonces se transforma en esta:

Los dibujados en rojo pertenecen a la escala original de valor 1 paso entre ellos y como veis para pasar de un paso a otro hay que dar tres saltos (cuidado no es lineal la escala).

Otra cosa interesante en la que no voy a entrar, pero curiosa, es que el valor de “f” varía de forma sutil al enfocar desde infinito a la mínima distancia para una focal dada, pero un buen diseño de objetivo hace que sea muy pequeña esta variación que puede ser 1/5 de paso y por tanto despreciable.

Vamos hablar de la luminosidad

Ahora voy a mostrar cómo se nota esta apertura del número “f” en una misma fotografía, esto es la apertura correspondiente del diafragma; para ello he realizado dos fotos con números f diferentes en modo manual, esto es, en las dos fotos la velocidad de obturación es la misma y lo que vario es sólo el número f.

La primera foto está realizada con un número de f: 1,8 (diafragma muy abierto)

Y la segunda con un número f mas cerrado f:5,6 (diafragma más cerrado).

Al realizar este cambio de diafragma se puede ver que ha entrado mucha más luz en la foto primera, ya que se ha realizado a un diafragma mucho más abierto f: 1,8. Se puede calcular con lo dicho hasta aquí, que de la foto realizada a f: 5,6 a la foto realizada a f: 1,8 se han ganado 3 pasos y 1/3 veces en luz.

Esto es necesario tenerlo en cuenta porque muchas veces se deberá abrir el diafragma para poder captar la luz necesaria para realizar la fotografía o cerrarlo para no saturar el sensor como decía previamente.

Ahora le toca a la profundidad de campo

Pero es que además el diafragma también permite manejar la profundidad de campo y esto es algo muy importante, porque va a permitir, por ejemplo, resaltar detalles y tener el resto desenfocado o tener imágenes con enfoques prácticamente en todo el campo visual, como por ejemplo en paisajes,  y todo esto se consigue fácilmente cerrando o abriendo el diafragma de la cámara.

La profundidad de campo en los objetivos antiguos, se veia muy bien porque llevaba escalas donde mostraba cual era la profundidad de campo en función del número f colocado y la distancia enfocada.

Por ejemplo, en la figura que os he hecho se ve que con un número f: 8 se  tiene para un enfoque de unos 3m, una profundidad de campo (imagen nítida) desde unos 2 metros a unos 5 m.

¡que pena que estas escalas ya no esten en casi ningún objetivo!

Ahora no todos los objetivos tienen esta importante información, pero algunos si como este magnífico Pentax 20-40mm

Bueno pues basándonos en esto, voy a mostraros un ejemplo de enfoque y profundidad de campo.

La siguiente foto está tomada con un diafragma cerrado, para así poder tener una visual de todo con nitidez apropiada de un paisaje, eso si sin pasarnos de cerrar (ya hablar de esto) porque será peor, en este caso cerre hasta f:8

Esta segunda en cambio, se ha realizado abriendo mucho el diafragma para tener un enfoque preciso con poco campo enfocado por delante y por detrás a “Papá Noël” que hace poco estuvo en mi casa.

Existen más cosas, muchísimas más, el diafragma también mejora las características de los objetivospor ejemplo mejora distorsiones y aberraciones, pero eso lo veremos en otra entrada si me queréis seguir leyendo 🙂

Como veis el diafragma es algo fundamental en el manejo de la cámara y creo que merece un poquito de estudio para que así comprendiéndole, podáis obtener unas mejores fotografías.

Y ahora para despedirme simplemente un deso que los Reyes Magos os traigan muchos diafragmas 🙂

 ¿Habéis visto mis apuntes de fotografía? seguro que os gustarán pasaros por aqui:

https://solofotography.es/mis-apuntes-pdf/

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

Disculpame por poner un Captcha en la página para que rellenes, pero es para evitar el SPAN * Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.