Una visita fotográfica en Almagro

Será que la edad va pasando, pero cada vez aprecio mucho más estas salidas que suelo hacer los fines de semana cuando estoy aquí en Madrid, que la verdad son pocas veces ya que suelo estar por mi trabajo fuera muchas veces.

Yo no sé si os pasa igual a vosotros, porque claro las ganas de cuando eres muy joven de salir todos los días no es a lo que me refiero exactamente, sino a esas salidas relajadas donde haces fotos y de paso pasas un muy buen día con los amigos en algún sitio de estos tan bonitos que tenemos alrededor de nuestras ciudades. Este sábado me ha tocado ir a Almagro, un amigo mío comento que era una ciudad muy bonita y nos fuimos allí y efectivamente lo es , esta algo lejos de Madrid a 200Km, pero merece la pena, pensad que mis viajes son siempre por “China” o “La India” por lo que un viajecito así me relaja y me da tiempo a ir mirando los paisajes y más en esa zona de la mancha donde Don Quijote y los molinos son todo uno

Y claro está, siempre siempre cámara en mano aunque cada día me “pesa más” la fotografía, pero las ganas siempre van delante.

Almagro es realmente una Ciudad Castellano Manchega de verdad, y fotografiar Almagro es maravilloso como muchas otras ciudades de alrededor  sus calles están llenas de ese encanto muy suyo, donde todavía mantienen un empedrado (que está perfecto) pero que da su encanto a las calles. Por cierto tengo que decir mejor que el asfalto de Madrid que realmente está hecho un asco, espero que la señora Alcaldesa pueda hacer algo, porque es terrible.

Bueno pues como os dio Almagro es castellano-manchega de verdad, basta con ver sus calles típicas de cualquier pueblo manchego, como la que os muestro que es una calle del centro de la ciudad.

Fijaros que esta foto de la calle que veis es una imagen que seguro os encontraréis muchas veces en pueblos así donde tenemos mucha luz y mucha sombra, y donde el rango dinámico de la cámara o un pequeño procesado posterior os puede venir muy bien para poder exponer todo lo que se ve, esto es todo el rango de luces.

Fijaros como es el histograma RAW tomado:

Si os dais cuenta ocupa casi unos 8 pasos de diafragma, pero está muy bien centrado en la curva de conversión de forma que la exposición es correctísima sin hacer eso de “derechear”

El histograma ya en jpg sale del anterior transformándolo con la curva que va encima y es este:

Y es perfecto, lo que nos ayuda a ver las sombras duras y luego no ver las luces quemadas.

Bueno pues esa luz tan contrastada en este día era lo normal, y tuve que andar con mucha concentración ajustando la exposición para que la cámara no subexponiese la toma, ya que como sabéis cuando hay mucha luz la cámara siempre va a tender a subexponer trabajando en los modos semiautomáticos y con medición matricial y la verdad es un rollo. Es cierto que podemos trabajar en manual y ajustar la exposición a la luz más blanca para así no quemar y aprovechar el rango al máximo, pero esto es sensible a la zona donde trabajamos y si vas con amigos es difícil estar a los amigos y a la exposición ¿a que si? y máxime si vamos tomando cañitas.

Seguimos con la vista ya que aunque estuve en muchos sitios y hasta alguno de vosotros me conoció en la calle, os contaré tres sitios donde estuve muy interesantes.

El primero es para mí ancestral y trata de lo que por allí hacían y hacen sobre todo las mujeres mayores, y son los encajes de bolillos, esto ya mi abuela lo hacía en mi casa porque era de esa zona manchega y hasta yo he hecho (sí aunque no lo creáis) por eso tenía ganas de ver un museo que hay allí sobre este tema, ¿sabéis lo que son los encajes de bolillos?, pues es una forma de hacer encaje a mano, mediante un almohadón donde se clava una matriz de encaje (que es un dibujo del diseño) y luego vas sobre él con hilo trenzando el encaje, este hilo esta en lo que se llama bolillos y se va realizando ese encaje realizando los nudos pertinentes ayudados de agujas que se van fijando en el encaje para fijar el nudo mientras se hace otro. Es realmente complicado y necesita de paciencia y arte.

Aquí os muestro la “máquina” que las mujeres suelen manejar, donde se ven los bolillos, el encaje, la muestra, los alfileres, el almohadón, etc. La idea es ir anudando poco a poco para obtener el encaje.

Aquí os pongo un detalle de lo que comento y seguro que os da una idea de lo complejo que es y el trabajo que lleva.

Creo que podéis observar muy bien el detalle de lo que he comentado y el gran trabajo de las mujeres que realizan, ya que son encajes muy finos. La imagen está tomada desde muy de cerca con un objetivo de unos 100mm y lo importante en una imagen así de cerca, es obtener siempre un buen enfoque de lo que se suele querer mostrar, en este caso os pongo los puntos de enfoque usado, para que veáis como lo hice, enfoque justo ahí donde el punto rojo se ha activado que es el centro de la imagen anterior.

También hay que intentar que el campo de enfoque sea amplio por lo que es mejor cerrar el diafragma todo lo que podamos, en este caso tengo que decir que primo más mi pulso que la apertura ya que ajuste un número f de 4 y una velocidad de 1/500 seg  con ISO 3200 para así no trepidar la imagen, pero hubiese sido mejor sin duda un f:8 para que el fondo se hubiese visto de forma más nítida, ahí si lleváis un mono pie la foto sale genial.

El segundo sitio fue ir a visitar y ver una obra en un corral de comedias que tienen en el pueblo, una maravilla desde cualquier punto de vista que lo veamos y casi tiene 400 años.

El interior es este:

Aquí se me presentaron dos dificultades, ya que hice bastantes fotos y no puedo poner todas, pero en todas fue lo mismo, el color y la iluminación, el color fue muy difícil ajustarlo a la realidad y aun así no lo he ajustado bien del todo ya que no tenía una tarjeta de blancos donde apoyarme en ese momento y esta ajustado tomando muestras, y el segundo igualmente la luz, me tendía la cámara a obtener las fotos demasiado contrastadas, y la verdad tampoco sé porque, esto que os presento es lo mejor que pude obtener y las demás fotos igual. Pero yo más que esto quería mostraros como es el corral de comedias, algo muy íntimo y la obra fue excelente y muy graciosa.

El tercer sitio fue el convento de la Asunción de Calatrava, donde solo viven dos monjes hoy en día aunque por allí han pasado creo que todas las órdenes y hasta ha sido un hospital. Estos monjes son ya muy mayores, pero dejan visitarlo, es muy bonito desde el punto de vista fotográfico que es también de lo que se trata y merece la pena verlo, eso sí, llevaros preparados una cámara que trabaje con ISOS altos bien, porque la iluminación es bastante mala, en el sentido de que la luz no es lo mejor que podemos esperar y eso que el día era soleado, pero los interiores son muy oscuros.

Empecé por el claustro que es precioso y está muy cuidado, a pesar de que no todo el convento lo está…es una pena.

En este tipo de tomas me gusta mucho hacer composiciones diferentes, por ejemplo ésta, está tomada casi desde el suelo, refleja la luz del sol en la pared y la toma desde el suelo le da como algo más de grandeza, mi consejo es que antes de hacer cualquier foto os mováis por el entorno para así poder obtener “la imagen” no creáis que donde todo el mundo la hace es la mejor, casi nunca lo es de ahí que os sugiera posiciones y tomas diferentes.

Y hasta geometrías, o simetrías, siempre suele destacar sobre una foto plana.

Esta otra fotografía  fue la más trabajada de todas:

Y preguntaréis ¿por qué? si parece algo normal, bueno pues no porque esta escalera estaba muy oscura y sobre todo la parte final de abajo, no se veía nada y quería sacar algo de el final de la escalera sin quemar la parte de arriba para que así se viese toda ella, era la verdad un hueco hasta que daba miedo.

Y me costó pero lo saque, pero quiero con ella intentar transmitiros algo importante y quizás es algo  así como “una idea” y es ese trabajo de intentar perfeccionar tu técnica y pelearla para obtener algo que puedes desear hacer, que fotográficamente quizás luego puede no ser nada, pero técnicamente se puede aprender y mejorar, yo esto lo hago muchas veces con cualquier cosa, aquí le toco a la escalera y recomiendo este proceder porque es donde se aprende la fotografía de verdad, aunque luego la foto en sí no tenga gran cosa que enseñar, sé que es una idea algo peregrina, pero seguro que más de uno me entiende por donde voy y que intento transmitiros, que se puede resumir en: trabajo, prueba, error y otra vez hasta que ver como se obtiene lo que se quiere o quizás no, pero después se tendrá ya la experiencia para otra similar y sabremos actuar que es de lo que se trata.

Finalmente ¡cómo no voy a mencionar las berenjenas de Almagro!, una delicia y seguro que muchos de vosotros habéis comido berenjenas de Almagro, como me gustan muchísimo he comprado un bote que seguro daré buena cuenta de ellas pero con las que os invito a que las probéis, están disponibles para todos vosotros igual que mi persona para ayudaros en este camino tan bonito de la fotografía.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

Disculpame por poner un Captcha en la página para que rellenes, pero es para evitar el SPAN * Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.